lunes, 23 de abril de 2018

Cosas sueltas

Un mate de plata
Preside una mesa.
Un caracol desteñido,
Una llave que no tuvo puertas.
Un muñeco pelado
Y poetas.
Yo no se si lo veo,
Si es cierto.
Y esta también mi tiempo.
Ese tiempo que e abre
A las seis y treinta,
Que no tiene relojes
Pero marca silencios.
lidia-la escriba        imagen prestada siempre,
 

No hay comentarios.: