miércoles, 7 de marzo de 2018

Y de pronto se cayo la vida


casi sin
aviso,
como suele
suceder,
cayó mi vida
en una vorágine de
excusas,
pensamientos
azules,
el rojo de la sangre
purifico mi vida?
no lo se,solo
comprendo que no
puedo elevar
nuevamente
la vida...
se cayó y esta
ahí,sentada
mirándome a
mis ojos claros,
y necesite
la ayuda y
solo encontré:
ausencia de
presencias;
y de pronto
comprendí:
poco mas
que el mar
es el desierto,
fugándose
con el polvo,
producido por
la absoluta
verdad
de mis propias
muertes!
lidia-la escriba       imagen prestada 
 

No hay comentarios.: