jueves, 8 de marzo de 2018

Relojes


ellos, en
el tic, o en el tac,
sin mucho compromiso,
dan las horas,
programadas,
en la vida,
en la muerte,
en el eros y el tanatos,
dejando a veces,
no siempre,
de contar,
minutos y segundos,
se caen sus bases,
como amarillas hojas
del árbol impertinente
del otoño,
que vira, del rojo,
al naranja mas intenso,
que revolean sus mapas,
con los vientos,
sin tiempos,
y crujen a los pasos,
dados,
a los pasos, sin dar,
que levantan vuelo,
hacia la punta de
la estrella,
donde me encuentro,
cosiendo una casaca,
de espumas ,
con ese brillo particular,
que solo esa estrella,
donde vivo,
me permite,
sin relojes,ni tic
ni tac,
seguir entretejiendo
sueños,no tan mezquinos,
como los sueños terrenales,
sintiéndome,parte,
...importante e imposible,
de las casacas, 
cosidas,bordadas,
rellenas de espuma,
y brillantez,
cada día,de todos
los días, 
de los demás días,
que faltan por llegar!
lidia-la escriba      imagen prestada siempre 
 

No hay comentarios.: