viernes, 9 de diciembre de 2016

Los últimos años

más silencio para silenciar.

durante los últimos setenta años
me he entregado a 

algunos desvelos 
extravagantes
que resurgen, 

cada tanto,
borrosos:
Imaginarme vivo, 

por ejemplo.
la verdad y la mentira
son dos rectas 

paralelas
que se cortan 

en el infinito:
en un punto 

impropio, casi siempre.
lidia-la escriba         imagen prestada siempre
 

2 comentarios:

CHARO dijo...

La vida sería muy aburrida si de ven en cuando no hiciéramos algo extravagante.Besicos

lidialaescriba dijo...

muchas gracias Charo,Felices Fiestas!
lidia-la escriba