lunes, 4 de enero de 2016

Sed

una sed infinita,

nos acercó...!

y...
una noche 
una pasión 
suprema,
pobló la soledad;
cada beso,

quemó,
el débil reproche,
...y la lluvia
seguía
cayendo,
en la ciudad!
lidia-la escriba imagen prestada siempre          

No hay comentarios.: