lunes, 6 de abril de 2015

Esa mañana

todo se desgarró,
una mañana...
pensando
en una revolución
real!;
todas las
murallas 
son atroces,
pienso...
pero adoramos
las callejuelas,
que ironía!;
tomamos
vino blanco
bajo 
las glorietas,
de cualquier
lugar desierto...
felices de
estar juntos...,
tomamos ómnibus,
visitamos
pequeñas ciudades,
iglesias y claustros,
felices!;
ríos de aguas
blancas...,
nos decimos,tal vez,
que aquella pradera,
aquella 
villa pequeña,
las volveríamos
a encontrar,
una vez mas,
esa mañana...!
lidia-la escriba      imagen prestada siempre         

No hay comentarios.: