domingo, 15 de marzo de 2015

Prosigue ensayo:Lugares comunes


Debemos estar muy prevenidos en favor o en contra de los lugares comunes, en favor porque no conviene eliminarlos sin antes haberlos penetrado hasta el fondo, de modo que estemos plenamente convencidos de su vaciedad, en contra porque es en efecto nuestra misión  singularizarlos, ponerles un sello, de nuestra individualidad, que, creo, es la manera de darle un nuevo impulso, para que siga rodando. Vayamos despacio, comencemos con el adjetivo, que añaden algo, a lo que de primera pensamos o imaginamos,  en el sustantivo. Qué ejemplo odioso,  pero "un ángel bueno" NO ESTÁ MAL DICHO, LA BONDAD, ES PROPIA DE LOS ÁNGELES, aun cuando no es propia de lo angélico, ...hay mucho que andar? Aún? , saliendo de los lugares comunes, antes que lleguemos a una expresión nueva y sorprendente...y valiente, que desafía los lugares comunes. Las verdades de Perogrullo.

Conviene creer en las ideas, sin desvirtuar demasiado la razón, iguales para todos,  intuibles, indeformables por el pensamiento individual? La razón como estructura común  a una pluralidad de géneros, sociedades, continentes, credos, climas, poderes, empresas, dinero? Dejemos a los que están en ese  espacio, esos espacios, discurrir, discutir, el verdadero sentido del pensamiento. Solo nosotros, latinos, sabemos de qué podemos hablar, pensar discurrir, en este universo globalizado, de pensamientos únicos, y si no lo son, parecerían que si lo son.
lidia-la escriba  

No hay comentarios.: