domingo, 5 de octubre de 2014

La sangre de los demás

una especie
de loca,envuelta en 
una manta,
paseaba alrededor
de la plaza,
daba vueltas en redondo,
indefinidamente,
interminablemente,
desesperadamente,
yo,sentada,
en una terraza,
la noche encima
y caía un poco de lluvia...,
como cae el dolor
en el corazón,
estaba muy cansada,
comí un poco,
dormí en una
cama rarísima,
sin colchón,
y tenía
la inevitable sensación,
de estar
en el fondo de un bote!,
leí
novelas
policiales, 
muchos de los días,
casi desesperadamente,
evadirse
era la cuestión,
de la sangre 
de los demás!
lidia-la escriba     imagen prestada siempre   

No hay comentarios.: