lunes, 28 de julio de 2014

No puedo quedarme quieta!

hace cuatro días,
me levanté
a las cinco de la mañana,
me despedí,
emocionada,
y parto,
siempre me voy,
angustiada
solamente,
ante la idea
de ese especial
vacío,
que espera en 
la vuelta de la esquina, 
casi siempre,
pero alegre
de intentar hacer
algo!;
cargué
el auto,
en una hora,
apenas,viajar con
equipaje ligero,
vayas donde
vayas,
es muy bueno,
digo...
colchón en
el techo del auto,
y montón de
valijas,
atrás...;
amontoné,los
restos
de la última comida,
y no quería
dejarme perder,
y no  quería,
llegar a las 
próximas puertas,
-hay tantas-
y será entonces
que el milagro suceda!
casi siempre es posible,
casi,
pues suele
ser falaz como
billete de lotería,
de lotería,
tan exacerbante e
irresistible,
casi casi
como una obsesión,
que acompaña permanentemente,
el no puedo quedarme
quieta!
no,no puedo!
lidia-la escriba     imagen prestada siempre      

1 comentario:

Montserrat Llagostera Vilaró dijo...

Hola Lidia.
A ver si puedo publicar este comentario.

Tus poemas me trasmiten mucho, a veces angustia, tenacidad, de una mujer luchadora, siempre luchadora y reivindicativa,a la que no gustan las injusticias.

Besos, Montserrat