lunes, 3 de marzo de 2014

Miró por la ventana

y vió
que no había nadie,
levantó
el pestillo,
y su amante
entró,
como la lluvia...
sacó el corsé

que sostenía
su amante cuerpo,
desvistió
a la bella amada,
y sin piedad
alguna,
de cien puñaladas
destruyó 
su vida!,
dejando
que la sangre
fuese bebida
por la lluvia!
lidia-la escriba    imagen prestada siempre/o casi...           

4 comentarios:

Marina-Emer dijo...

querida amiga me alegra mucho verte por mi casa eres una gran artista y poeta ...ven mas a menudo que es para mi un gran placer ...
te deseo feliz semana y te dejo entre mi cariño besossssssy abrazosssssssssssssssMarina

fus dijo...

Asi se destruyen las vidas de mujeres que guardan en sus manos la lucha y el coraje contra una sociedad que tolera la violencia de gènero.

un abrazo

fus

MA dijo...

Aprecias amiga poeta...Mil gracias por tu bella huella y comentario.

Siempre bienvenida sea la poesía y sus musas en nuestras casas de letras y vidas.

La mujer y el hombre son constructores de vidas y destructores de vidas.

El mundo necesita un cambio radical de igualdad, entre mujeres y hombres... entre seres humanos.

Todos somos iguales, pero sabemos que eso no es verdad.
Hay mucho camino que recorrer para que deje de ser utopía.

Besos y versos.
MA.
El blog de MA.

Reflexos Espelhando Espalhando Amig dijo...

Belo blogo!
Ja seguindo
Bjins
Catiaho Alc.