domingo, 2 de marzo de 2014

La ciudad está dormida

si, está dormida,
acariciada por la 
música,
que sale de 
las casas,
el color
oscuro, 
de la siempre noche,
la niebla,
saliendo,entrelazando,
sombras,
agrandando
un semejante paisaje,
oscuro de la ciudad,
los tilos,
y palos borrachos,
despiertos,
como siempre,
moviéndose lánguidos
en esta espera
del otoño,
llegando...
y el viento convierte
a mi ciudad,
en un órgano,
sirviéndole
de tubos sus calles
estrechas y
vacías
a esta hora...
madruga...
hay casas tristes,
las hay soñadoras,
que parecen contarnos
algo de lo 
mucho que han visto,
que han mirado,
nada mas se oye,
que el retumbe
del silencio,
ríos de oro
que gimen,
al perderse
en un túnel
absurdo
de la niebla,
el viento
tiembla,
y las esquinas

están llorando
lágrimas 
de castidad,de hierro
de pecado,
en mi ciudad
dormida!
lidia-la escriba         imagen prestada siempre.../insomne...    

4 comentarios:

moderato_Dos_josef dijo...

La ciudad, a veces triste y alegre, otras deprimente hasta los tuétanos...


Saludos!

jfbmurcia dijo...

He visto, através de los ojos que son tus versos, tu ciudad y su noche.

Carlos Galeon dijo...

Amiga Lidia, me haces feliz con tu visita. Fíjate si estarán mal las cosas en España que los jóvenes para poder trabajar se van fuera, dónde sea, también a vuestro país, Argentina, que tampoco está muy bien, pero al menos trabajan, cosa que aquí no pueden hacer. Europa ha condenado a los países latinos a la pobreza, a ser la mano de obra barata de su mercado y el lugar donde pasar sus vacaciones,de la forma más económica posible, por lo que precisan de un país empobrecido y decidido a trabajar aunque no le llegue ni para comer.
Hemos vuelto al capitalismo salvaje del siglo XIX, sin derechos para los trabajadores, con una clase media cada vez menos media, y una casta política corrupta al servicio de las élites financieras. Los Derechos Humanos no son respetados, y la democracia ya no existe en la calle. La Constitución es un papel mojado, que a parte de ser obsoleta no es ni respetada por el mismo Gobierno que dice defenderla. Creo que la gran mayoría de españoles, si pudiéramos emigrar, lo haríamos porque sentimos vergüenza de esta España.
Un fuerte abrazo.

Manuel María Torres Rojas dijo...

mira mi alma pasar el ancho río que es mi ciudad...