lunes, 17 de marzo de 2014

El otro

hay muchos,
demasiados otros,
hay poemas
de otros,
que son de otros,
el otro Antonio,
el otro César,
el otro;
salvar lo que resta?
que resta?
el otro...
los otros...,
salvemos la quinta, la cuadra,
la casa,
pero al otro,
lo dejamos en paz,
porque es posible
que el otro,
ese reflejado,
en nosotros,
deje de ser otro
y si deja
de serlo,

quien es
de verdad?
solo un transeúnte,
un pasajero,
en las luces
pupilares
del acaso,
que podría decir,
si no se
quien eres
tu,
el otro!
lidia-la escriba         imagen prestada siempre           

No hay comentarios.: