lunes, 21 de octubre de 2013

Marco de una tarde...

sobre el marco
de una tarde gris,
corro,
sobre la luz
y sobre la niebla!,
el mariposòn
del otoño,
rebusca en los ojos azules
y en los ojos oscuros,
y camina
en el hambre,
y se rompe
en cien banderas,
de otras tantas manos,
callosas arrepentidas...
se rompió la cumbre
de los ricos,
y apareció
-sin correctivos-
la luz sobre las lilas,
entre los labios
de los niños pobres,
hay un mendrugo de pan
y rosas amarillas...
casucas tristes,
como calles desarmadas
y en la mesa,la comida,
humea,
oliendo a vacío...!
y los dedos temblequean,
los ojos
se hacen de espuma
-sin correctivos-
minutos,
que pasan lentos...
muy!,
y signos
corren al viento,
en el final
de la espera! 
lidia-la escriba          imagen prestada
                                                             

2 comentarios:

Amando García Nuño dijo...

Pensaré que transita -sin correctivos- la poesía sobre fondo negro.
Abrazos, siempre

Manuel Cervera Górriz dijo...

Me ha encantado leerte.
Saludos