lunes, 28 de octubre de 2013

Despacio

el humo subía despacio,
hacia los malvones rojos,
del patio de piedras
negras,
de la casona
ya vieja...
y el  sol
reía sentado,
muy gordo,
redondo,
floreado,
en las cortinas de seda...
el calor del mediodía,
se pegaba,
a los techos,
y reventaba
agitado,
en el vidrio de
mi cuarto...
yo me sentía repleta,
repleta de 
cantos raros,
que salían por
los poros
y me empapaban 
las manos...
ay, dios de los 
peregrinos,
ay dios de los 
pobres amos,
ay que yo
te amo!...
un vaso de vino
caliente,
entre los labios mojados
y nos bebimos
de un trago!...
te dí mi mano serena,
el misterio
de mis pasos,
y caminamos
muy juntos,
hacia el campo acribillado...
un grito,
azul muy claro,
salió al 
día disparado
y de la mano
no fuimos
al viejo patio
tallado!...
y resuena una guitarra,
ardiente
y sin descanso,
como un tambor apagado...
en el mediodía claro!,
ay dios de los
pobres amos,
ay dios de los 
peregrinos,
ay, que yo te amo!
lidia-la escriba, SIEMPRE EN BLOG/QUE ESTÁN EN DECADENCIA, SI,SI, ESTÁ DE ONDA OTROS LADOS...imagen prestada siempre       

No hay comentarios.: