domingo, 31 de marzo de 2013

Callados

callados
en el silencio
póstumo,
estamos...
callados
en las mentiras
absurdas
de los días,
callados,
en cada palabra
sin palabras,
solo gestos,
callados...
casi siempre,
en ese instante 
solo,
en que nuestro
sueño,
acompaña...
los silencios,
callados
sin voz,
sin voces,
sin gritos,
absurdamente
callados,
permanecemos,
frente
al otro...
me pregunto...
cuando podremos dejar
de estar
callados?...
y gritar a los sombras
amorosas,
de los días,
mil días,
en que pasamos,
pensando,
exclusivamente,
en nosotros...
y el otro,
callados,
con las miradas
presentes
de los que no están
callados...
no  basta!
se hace necesario
cambiar este silencio,
de no estar más
callados...
de los que nos permite
el sentimiento,
la palabra,
el gesto...
basta ya!
de estar callados,
despojemonos,
les suplico,
de tanto molesta,
absurda,
concepción
de los silencios,
callados!
lidia-la escriba          imagen prestada

4 comentarios:

Amando García Nuño dijo...

Iba a decir algo, a gritar mucho, a despojarme al fin de mis silencios... Pero mejor me callo. Es la costumbre.
Un abrazo.

ROBERTO ANGEL Merlo dijo...

Tus poemas se destacan Lidia. Hay un resentimiento en ellos. Quizás tengas motivos. Me gustaria leer algo alegre en uno de los tuyos.
Un abrazo

La Gata Coqueta dijo...



Para ti...
Que haces sonreír a mi alma,
y me alimentas con tus vistas.
► ♣ ◄

Para ti...
Que a través de la distancia
me han contagiado de tu ternura.
► ♣ ◄

Para ti...
He colgado una rosa que lleva tu nombre, en la estrella más bella,
para que cuando mires al cielo te acuerdes de mí...
Como yo me estoy acordando en este instante de ti!!
► ♣ ◄

Atte.
María Del Carmen




Rebecca Rosenbaum dijo...

hola Lidia,
a veces el silencio es necesario e imprescindible. Si el amor es verdadero, las palabras se hacen supérfluas.

un abrazo carinoso^^