Más » [lidia gaviña] [Ariel] [poppy] [Andy L.] [wwwmisteriosnumerotreze.blogspot.co

viernes, 20 de marzo de 2015

Prosigue ensayo:Algunas tesis o hipótesis



Todo cuanto se mueve es inmutable, es decir, que no puede afirmarse  un cambio,  más que otro cambio de lugar, que el movimiento se corrobora, andando,  en todos los puntos de su trayectoria. Sea lo que sea, lo que se mueva, no puede cambiar, por solo moverse. Esto que parece tan lógico, está en pugna con todas las apariencias. En efecto,  el sentido común  uno puede cambiar...esto es verdadero o falso, me pregunto,  pues si una naranja rueda por el piso,  puede llegar a su destino rodando,  maltrecha, con la cáscara rota, aplastada, por lo que esa naranja-es un mero ejemplo- se ha movido y cambió. Aun cuando, La identidad pueda ser , no conservada hasta el final, entre dos lugares, varios lugares,  por corta que sea, la identidad puede ser real o aparente. Al pensar en la naranja, como ejemplo,  parcialmente cambiada, en su trayectoria supuesta, , sólo de la parte, de esa parte entre dos espacios, lugares, estamos frente a un pensamiento lógico. El movimiento anula el cambio o viceversa...;la trigonometría ,es como un gran climaterio, suena bien,, algo así como un título dramático, de una comedia, llena repleta de figurones, que los hay, los hay, y en segundo lugar, alude a los años de la existencia humana, puede usted creerlo?. Lo médicos, los astrólogos, esos grandes tabús, latinoamericanos, , consideran como el m as dramático ,crítico, de la vida el CLIMATERIO, y después del cual, lentamente, vamos entrando en la vejez, más allá  de la vida sexual, al final de , la casi tragicomedia erótica, y, tal vez, podamos hacer algunas reflexiones sobre la TOTALIDAD. La elección del tema-la lívido, a través del tiempo y las edades- no obedece a un deseo de llevar a escena , estas cuestiones, solo me refiero a una tesis, por ello, la razón del título, pero no pretende, contener, una definición de la obra. La elección del tema, la lívido, no obedece a un deseo de ningún tipo, de llevarla a escena, más cuanto se ha hablado, ya de ella!, que despierten intereses insanos, -los hay-que halaguen el gusto deteriorado, -los hay-de la ciudades, y sus pueblos.  El tema, no es original, es más viejo que el mundo, y no tiene aspiraciones de ser del agrado de aquellas personas, snobs. En el teatro de todos los tiempos, aparece, bajo múltiples facetas, formas, escenarios, escenografías, actores, autores, en fin, como podría decir  UNA COMEDIA INTEGRAL. Como diría F.G.Lorca "por qué vamos al teatro a ver lo que pasa y no lo que nos pasa...", en una de sus conferencias, en el Senado de la Nación Argentina. Que autor no coloca su obra , a un círculo de oyentes, más o menos obligado a escuchar? Claro, cuando no la puede llevar, arriba de un escenario, y el teatro se debe una renovación?  De cada diez novedades, que se intentan, flamantes, nueve, pueden ser tonterías, o recursos, trillados, o temas ya escritos, por lo tanto la única de la diez, es de muy escasa novedad. Creo, que está todo hecho, todo escrito, solo que existen variaciones sobre un mismo tema, y es inevitable, inevitable, la novedad, propiamente dicha, está VEDADA, quiero dejarlo bien en claro, ya que nuestro deseo de renovar el teatro, es una especia de afán novelero, mejor dicho novedoso, y es en parte también el propósito de restaurar mucho de lo olvidado o injustamente pretérito. Es la dramática un arte literario, y su medio de expresión la palabra, de ninguna, manera debemos mermar, en el  los oficios, de la palabra. De cuál? Existen tantas escuelas del arte de la palabra, en el teatro, como actores, que la interpretan. La escuela absolutamente REALISTA,  la del sustento  DRAMÁTICO, la del sustento de la ACCIÓN INTERNA Y EXTERNA, y la del SILENCIO, la llamada escuela ANTROPOLÓGICA, de los años cincuenta, con EUGENIO Barba , a la cabeza, la de los OPRIMIDOS, de Brasil, y este mix de todas ellas, también. En Argentina,  en cada seminario, que el actor acude, -si es que realmente acude- se encontrará con las diversas facetas, que se profesor, elegido, tenga, en una palabra, cada maestrito con su librito. Con palabras se charla, se piensa, se siente, se desea, hablamos con nuestros vecinos, y cada uno de nosotros se habla a sí mismo, y tal vez algunas personas con SUS DIOSES, y al propio satanás, si es que cabe, la existencia del uno y del otro.
Los grandes poetas de la escena supieron esto, mucho mejor, que nosotros, no limitaron nunca la palabra a la expresión de unas cuantas naderías, cambiándolas en plática superiores, ya lo ha expresado, en cada una y todas sus obras el BARDO, inglés, que dicen que dicen, que no se sabe quién fue. 
Lo dramático es ACCIÓN, como se ha dicho, siglo tras siglo, en efecto, acción humana, acompañada de conciencia y , por esto mismo, de palabra. La palabra en sí, es una convención más, de las ya existentes, a menor lenguaje-palabras-, corresponde un empobrecimiento de la acción. El HAMBRE, una de las mayores causas de muerte infantil, en nuestro país, o la falta de nutrientes esenciales, provoca el mayor empobrecimiento que pudiera existir!. No hay que confundir ACCIÓN, con gesticulación, o el ir y venir de las entradas y salidas, tras bastidores. NO. Ya que, a pesar de los seminarios, estudios, y demás parecería, solo parecería, haber desaparecido del teatro. El mal teatro, lo han visto muchos, ese llamado GRAN PÚBLICO, que irónicamente, no acude al teatro, sino que se queda en casa, frente a la TV. Disminuida la palabra, y como consecuencia , la acción dramática , el teatro, -podemos agregar el cine, del último milenio- si es que no se refuerza como espectáculo , podrá competir con una función de circo, -no del buen circo, cuyos ejemplos sabemos por demás ,como ejemplo  LE CIRQUE DU SOLEIL-o una función de toros de lidia?.
Tal vez una oleada espectacular, que provenga de nuestra AMÉRICA LATINA, la América morena, la del sur, del centro, podrá reconciliarnos con la mísera dramática que aún nos queda. Pero esto no sería una resurrección del teatro, sino tal vez, solo tal vez, la defunción de un oficio. La censura, esta sentencia, abrupta, a que hemos sido sometidos, por las dictaduras de nuestros países, regiones, tiene aún vigencia, una perfecta aplicación, a la literatura; es cara, no es accesible, no se lee, lo fácil de lo novedoso, del mundo global, nos lleva a simplificar, mala reputación si se extiende, como se extiende. Entre nosotros, en general, sin agresión, salvando cuanto se pueda , la crítica  o reflexión , , sobre una obra realizada, es tan pobre, tan desorientadora, que apenas nos queda más NORTE, que el PUBLICO, en el teatro, sobretodo. Hasta los grandes dramaturgos del SIGLO DE ORO, metidos a censores, no hicieron una cuestión mejor que pedantear- permítaseme el verbo- en torno a Aristóteles y cuando el teatro era GRAN teatro llegó, el censor. De la crítica especializada, a la hora de florecer lo romántico, mejor no hablar , y es que entre nosotros lo endeble, parecería ser el juicio tal vez porque lo sano y viril, es como haya visto CERVANTES, la locura!. Pero el público, señores,...que podemos agregar?, mejor es decir: del pueblo, ya que no quiere ser público en el teatro, podremos hablar otro día, si les parece bien...tal vez solo pueda adelantar, que ha sido él , quien más ha salvado valores esenciales en el teatro, casi todos los que han llegado hasta nosotros.
Antes de escribir, conviene imaginar al poeta capaz de escribir, finalizado nuestro trabajo, podemos conservar al poeta con su poema, o prescindir del poeta- que bien fácil es, hacerlo- y publicar un poema,   o tirarlo al cesto  y quedarnos sin ninguno de los dos, conservando siempre al hombre imaginativo, para nuevas experiencias. Puede que estas palabras, caigan muy mal, entre los poetas, calculando, quizás, la cantidad de piedras que me puedan caer encima. Supongamos que Shakespeare ,creador de personajes tan humanos, con sus burlas, con sus fracasos, con sus odios y sus risas, se hubiera entretenido en imaginar un POEMA que cada uno de ellos, pudiese escribir en sus momentos de ocio...como, si se dijese, en los entreactos, de sus tragedias, es más que evidente que el poema HAMLET, sería muy pero muy diferente al de MACBETH, el ROMEO, sería muy otro, pero Shakespeare, sería siempre, el autor de esos poemas y autor de los autores de estos poemas.
Un hombre no puede llevar dentro de sí más de un poeta?...SI. Lo difícil sería, lo contrario, que no llevase más que uno. El escepticismo de los poetas suele ser el más hondo y el más difícil de refutar. Ellos nos engañan casi siempre con su afición a los superlativos.
Después de la verdad, no existe nada más bello, como la ficción. Los grandes poetas, estimo, son  metafísicos fracasados,  y los grandes filósofos son POETAS,  que creen en la realidad de su poemas.
El escepticismo de los poetas puede servir de estímulo a los filósofos ,los poetas en cambio, pueden aprender las grandes metáforas de los filósofos, de esas imágenes útiles por su valor dramático , didáctico, conceptual, inmortal por su valor poético
También de los filósofos pueden aprender los  poetas a conocer los callejones sin salida del pensamiento, para salir por los tejados de esos mismo callejones a ver, con relativa claridad la naturaleza apoteótica  de nuestra razón, de su profunda  irracionalidad, a ser tolerantes, respetuosos con quienes usan el revés, como su especie de gabán, en los días más crudos del invierno, con sus forros hacia afuera, convencidos absolutamente, que así abrigan más.
Puede que existan inexactitudes, en mis palabras, puede que parezcan sumamente importantes, puede que no sea así, puede que sí sea así, a veces parecería que degrado, algunas cuestiones, no es esa mi intención, ya que un ensayo, permite discurrir sobre muchos temas, entrelazados,  y cito a  XENIUS "todo lo que no es tradición es plagio" no, no lo creo, folclore,-por ejemplo- que significa saber popular, lo que el pueblo sabe, tal como lo sabe, lo que el pueblo piensa y siente, tal como lo siente y piensa así como lo expresa y plasma en su propio lenguaje, que más que nadie ha contribuido a formar.
En segundo plano, todo trabajo consciente y reflexivo sobre estos elementos, su utilización, es más sabia y reflexiva. Es muy posible que sin libros de caballería  y sin romance viejos, que parodiar, CERVANTES no hubiese escrito su QUIJOTE, pero nos habría dado, otra obra, de idéntico o igual valor.
Mucho me temo, que nuestros Profesores de Literatura, de nuestro secundario ,hablasen  muy pero muy de pasada del folclore , sin insistir, sin ahondar ...y pretendía explicarnos toda la LITERATURA UNIVERSAL, , como el producto erudito, como una actividad erudita, exclusivamente, y nos hemos hecho camino "camino sobre la mar", como pudimos, como supimos, como nuestra vocación, nos llevó de las trenzas, hacia estos otros espacios, lugares , metáforas, conocimientos, que, cuanto menos son, parecería que son más sabios, lo cual, no siempre resulta ser así, tal y como lo afirmo, pero debería existir en la Universidades una cátedra de  folclore, como materia de una nueva asignatura.
Nuestros claustros, en mi país, son absolutamente tomistas, intrincados, complicando así a a aquellos que solo son estudiantes, con palabras o términos tales, como en la filosofía, la literatura, las letras, provocando un vacío existencial, sin siquiera saber que es o fue  el existencialismo, en sí, tratando solo de memorizar- sí,  de memorizar- conceptos pues existen en este siglo XXI, profesores que exigen definiciones  exactas, memorizadas, de conceptos! Caramba! , y es verdadero, no acabo de inventar absolutamente nada, lo cual no lleva a buen puerto, pues aquel que no memorice, ABSOLUTAMENTE, dejará su VOCACIÓN, en el camino.
Es posible en este pos modernismo, acérrimo, donde lo que fue de ayer suele ser de hoy? Continuar con este academicismo? Irrefutable, en muchos de los casos?. NO. Pero  pensemos, reflexionemos, una sociedad desbastada, carente absoluta de valores, con una generación perdida, a mansalva, con las traiciones de las cúpulas del poder, que , mientras se luchaba , en las trincheras, universitarias , con la voz, aquellos que se decían conductores, tranzaban sus ideologías, en París con el mayor asesino de nuestra historia: MASSERA, por mucho, pero mucho dinero...!. Secuestros por dinero, ejecuciones por dinero, imposición, absoluta, de no escuchar, ver, oír, algo.
Un algo, que fuera extranjero, que se pasara por obligación, bajo pena, solo música en español,  así torturaron, no solo a los desaparecidos, sino también, nuestros oídos, nuestra sangre, nuestro propio libre albedrío.
lidia-la escriba/ próxima entrada FINAL

No hay comentarios.: