Más » [lidia gaviña] [Ariel] [poppy] [Andy L.] [wwwmisteriosnumerotreze.blogspot.co

viernes, 27 de junio de 2014

Cada mañana...!

me levanto
a la seis de 
la mañana,
para tomar el desayuno,
en soledad,
está oscuro,
y helado,
una luz brilla
de tanto en tanto,;
lo comercios están 
cerrados,
las lámparas,
apagadas,
solo una, encendida,
tomo un feo
café alsaciano,
converso conmigo,
silenciosamente,
en mis pensamientos,
y me quedo,quieta,
hasta que amanece,
y se ilumina de a poco mi 
habitación,
esta reminiscencia,
que no podía precisar
ayer de mañana,
es un recuerdo,
un recuerdo de vacaciones
de invierno,
la misma noche,
el mismo frío,
el mismo esfuerzo
por un placer
que llega
cuando uno se sumerge,
de madrugada,
en el mundo helado,
con ese mismo
olor a madera mojada,
que suele haber,
algunas veces,
en los corredores
de los viejos hoteles,
en vacaciones
de invierno;
recuerdos,
de una mañana,
que llegan,
hoy,
 a mi memoria!
lidia-la escriba      imagen prestada siempre             

4 comentarios:

Poetiza dijo...

Saludos desde Mexico, cuidate mucho.

sonia Claudia Martínez dijo...

Ahora, la poesía viene silenciosa, en madrugadas heladas. Amanecen los recuerdos y desmienten toda pretensión de soledad. Un abrazo tibio para las madrugadas de hielo. Saludos amiga

Montserrat Llagostera Vilaró dijo...

Hola Lidia.
Aquí en Valencia hace mucho calor, estamos en verano y en Argentina es invierno, te levantas pronto y meditas y te encuentras contigo misma y te sale este bello y triste poema.
Besos, Montserrat

RosaMaría dijo...

Pues la melancolía no es buena amiga en esas mañanas solitarias. Bello y profundo poema. Besos.