Más » [lidia gaviña] [Ariel] [poppy] [Andy L.] [wwwmisteriosnumerotreze.blogspot.co

lunes, 25 de marzo de 2013

El pastor...

el pastor
bobo
guarda las caretas...
de los intelectuales,
de los pordioseros,
y de los poetas...
que matan, que lloran
cuando vuelan
por las aguas quietas...
careta
de los niños,
que se pudren
debajo de los hongos
y las setas...
caretas
de las águilas,
con muletas,
careta de la careta
de yeso,
en la vieja Creta
y se puso color
violeta,
en aquél 
asesinato 
de Julie
ta!
lidia-la escriba    imagen de algún espacio prestado             

6 comentarios:

Sonia dijo...

Demasiadas caretas...parece una larga historia sin rostro. Saludos Lidia

Martín D'Alva dijo...

Caretas frágiles si somos capaces de mirar de frente ante el espejo. Intenso sentir, Lidia. Gracias.

Marina-Emer dijo...

Querida amiga Lidia...gracias por tu visita es un placer verte y saber de ti ..tus versos "El Pastor" son muy bonitos y originales me recuerdan mi apellido su titulo.
Me gustaria que nos viesemos mas a menudo ,yo ya queria venir ayer mismo pero no estuve casi en casa y muy poco en el blog
un cariñoso abrazo con mi gran cariño
besossssssssssssss
Marina

La Gata Coqueta dijo...



Cuando tuve sed llame a tu puerta y me has dado de beber,
Cuando el camino se hizo penoso me has tendido la mano,
Cuando las lágrimas corrían por mis mejillas me las has secado,
Cuando el corazón lo asolaba la tristeza le regalaste una sonrisa,
Cuando la soledad me acompañaba fuiste mi luz y guía,
Cuando, cuando...

Ser tu amigo hace posible que la vida tenga otro sentido
y otras dimensiones...

Una muy feliz semana, esta que es tan especial.

Atte.
María Del Carmen


Norma Ruiz dijo...

Lidia:
Debe haber un rostro con muchas caretas o muchas caretas con un solo rostro? Indefectiblemente habrà que mirarse..
Besos

Ariel dijo...

Hola Lidia, buenas noches,
gran escrito,
las caretas han sido hechas para aquellos engañosos que han de esconder algo =(

te deseo un bonito jueves y viernes santo
(si es que los disfrutas)
y felices pascuas! =)
un cálido abrazo