Más » [lidia gaviña] [Ariel] [poppy] [Andy L.] [wwwmisteriosnumerotreze.blogspot.co

jueves, 25 de octubre de 2012

Y cantando fue así

Todo el día te miro
Y al mirarte no pienso.
Te siento.
Al sentirte me asusto
De esa larga mano
Que me arranca los pechos.
Yo no quiero pensarte,
Ni mirarte, ni verte,
Ni sentirte, ni amarte,
Ni tenerte.
Solo hablarte,
Y mi forma de hablarte
Se reduce a un silencio.
Ese silencio es tuyo
Como es mía tu ausencia.
Que regalo tan feo!
Una triste disputa
Que se reduce a cien besos.
Todo el día te miro
Y esa mano se agranda
Y te siento en mi cuerpo.
Mi cuerpo es muy chico,
Pero tengo caballos
Que salen por mis poros
Y se hacen tan ciertos.
Viene galopando lunas
Un deseo en el viento
Y penetra en mi oído
Tu voz que es un ronquido.
Que me importa tu ausencia,
Si te siento tan mío.
Que me importa el silencio
Si me hablas sin ruidos.
He querido llegarte
Pero se que no llego
Porque cada medida
Tiene un patrón que es cierto.
No se puede tenerte.
No te tengo.
Yo no se si esta mano.
Que siento,
Es la tuya o tu imagen.
Que me importa el silencio.
No te puedo tener
Y te tengo.
lidia-la escriba imagen de la red                               

3 comentarios:

Pedro Luis López Pérez dijo...

Esa sensación de no tener nada e inconscientemente tenerlo a nuestra merced y todas las veces que queramos.
Preciosa Poesía.
Un abrazo.

Sandra Daniela Taragán Aguinsky dijo...

Hermoso poema Lidia, es un placer volver a estar en contacto contigo, un abrazo cariñoso
Sandra

aris dijo...

Me encanta..
Te tengo y no .. estás presente y ausente... cerca y distante.. Pero sintiendo...


Un abrazo